Certificación B

  |  
4 Min Read

El mundo necesita Empresas B

Repensar la forma de ser empresa, ese es el objetivo que persigue el movimiento empresarial que se suma a otros, y que viene a aportar un modelo sólido de gestión de sostenibilidad, y que ha logrado gran visibilidad e incidencia en el contexto latinoamericano y en Chile ya ha conquistado a más de 170 compañías que -en marzo- celebraron el mes de las empresas B.

Para Pablo Sepúlveda, Director de Innovación Social y Socio de Proyecta, las empresas buscan “visibilizar la posibilidad de que- desde el mundo empresarial- las cosas se hagan de manera distinta, es acelerar el proceso de cambio, de transición hacia distintas estructuras de funcionamiento y gobernanza, de tener sistemas más transparentes de funcionamiento, con responsabilidad”.

Con la firme convicción de que si no hacen algo por el planeta hoy, mañana podría ser tarde, las empresas con certificación B persiguen el triple impacto, y más allá de lo económico, buscan generar repercusión social y ambiental.

En este sentido, Pablo explica que para ser una Empresa B se necesita tiempo, ya que es una convicción constante, “es someterse a un proceso de revisión y transparencia que muchas veces hace que una empresa se pueda sentir desnuda. Es cambiar el switch de que las cosas se hacen de manera aislada, con intereses particulares, sino que tiene que ver con poder aprender juntos, en un proceso de mejora continua donde la sostenibilidad se va construyendo en el camino”.

Si bien el sello de empresa B no es una garantía de perfección, sí constituye una declaración pública de intención encaminada a ser una empresa más consciente. Es por ello y según asegura Pablo, el mundo necesita más empresas B.

¿Por qué? “grandes transformaciones exigen importantes cambios, por tanto, estos ajustes son necesarios en grandes empresas. El mundo actual está cambiando, más allá del cambio climático y los desastres ambientales, es una cosa mucho más amplia, una crisis muy humana, una sociedad desafiante, que exige empresas en sintonía”, agrega el Director de Innovación Social Proyecta.

Las empresas B no quieren ser las mejores del mundo, sino las mejores para el mundo. La evaluación de impacto B es una herramienta que permite a las compañías conocer y medir su desempeño socio-ambiental, para en base a éste, postular a la certificación.

Te invitamos a conocer más sobre cómo sumar tu empresa a esta tendencia mundial aquí: certificación B.

Topics:   Certificación B