Innovación Social

  |  
9 Min Read

Los retos en sostenibilidad para las áreas de Recursos Humanos

Los desafíos y compromisos en materia de sostenibilidad han significado para muchas empresas un nuevo escenario en el que moverse. Una organización se mide, realiza cambios, operaciones y crea compromisos a futuros para mejorar sus impactos en el medioambiente, sin embargo, el mayor desafío es poner en práctica lo que está establecido en papel y en ese sentido, las áreas de Personas o Recursos Humanos, tienen el gran reto de incentivar a los trabajadores y trabajadoras en diferentes directrices conectadas a la sostenibilidad en su vida laboral diaria.

La sostenibilidad en las empresas no es un compromiso que debe quedarse únicamente en las áreas de producción. Por el contrario, todas las partes que involucran a una organización deben tener en cuenta la importancia de los efectos que tienen sus acciones diarias en el cambio climático.

Así, la estrategia de incentivar los grupos de personas que conforman a las organizaciones a interesarse y tomar compromisos sostenibles, es el nuevo desafío de Recursos Humanos (Personas), sobre todo, cuando la propia área no cuenta con conocimientos relacionados con el Triple Impacto.

Desarrollar un modelo de operaciones sostenibles queda en mano de los equipos de sostenibilidad, pero comunicar una cultura y liderazgo ético y sostenible queda en manos de Recursos Humanos, pues en ellos está el impulsar los temas relacionados con la diversidad e inclusión, agilidad e innovación y los modelos híbridos de trabajo, que son algunos ítems que harán crecer a los negocios de manera exponencial y sostenible, todo desde una base de modelos flexibles y la conciliación.

Esto significa un gran desafío en la gestión de Personas para la promoción de una transformación hacia una cultura sostenible e impulsora no solo del cambio relativo a los trabajadores, sino involucrada en todos los pilares de la organización.

De hecho, uno de los principales desafíos en materia de sostenibilidad para RR.HH, es cómo se logra salir de la tradicionalidad de cómo las cosas se han hecho durante años en distintas empresas para dar un giro a lo establecido, definiendo la sostenibilidad en la gestión de las personas.

Bernardo Moya, gerente de Personas y D.O de Proyecta Impacto, indica que hay que “considerar nuevas variables que rompan la estructura anterior y plasmen la nueva estructura sostenible que permita retener talento y generar crecimiento en las personas.” Asimismo, comenta que es importante que los equipos de RR.HH sepan llevar el propósito de la empresa hacia las personas para generar una mejor cohesión y compromiso entre organizaciones y sus equipos.

Bernardo agrega que una organización que se dedica a la sostenibilidad debe aprender a generar estructuras que permitan ser sostenibles, para crear una cohesión de sus equipos de trabajo que vaya en esa misma línea.

Y es que, cuando una empresa busca generar cambios en materia de sostenibilidad, el área de Recursos Humanos es el socio interno más importante para gestionar y aplicar la estrategia de negocio e impulsar un cambio sostenible en el proyecto y los equipos de trabajo. De hecho, ya hace un tiempo se habla del Green Human Resource Management, un conjunto de políticas y prácticas de recursos humanos para incentivar la conducta verde.

El apoyo de conocimiento experto

Cuando una empresa recién se está abriendo paso en el camino del Triple Impacto, normalmente, hay mucho desconocimiento sobre cómo continuar con el desafío y no fallar en el intento. En ese sentido, las consultoras expertas en sostenibilidad son un gran apoyo en el levantamiento de información para identificar, conocer brechas y saber cuáles son las oportunidades de mejoras de la organización.

Una vez entregado todo esto, viene el momento de implementar y poner en práctica todo lo comprometido. Como accionar sostenible es algo nuevo, el desconocimiento de cómo poner marcha blanca es inminente y por supuesto, que el área de Recursos Humanos no es la excepción al caso.

Desde su rol, Recursos Humanos será el encargado de estimular el compromiso de las empresas con la sostenibilidad, además de impulsar los valores, el liderazgo, la cultura, la visión a largo plazo y la estructura organizativa para poder lograr los objetivos y cambios. 

¿Cómo se logra esto?

Primero, es la propia área quien tiene que aprender de gestión sostenible y el cambio que esto requiere para que la cultura de la organización pueda dar apoyo a las intenciones que se tienen de ser una empresa más sostenible. Pablo Sepúlveda, gerente de Innovación Social de Proyecta Impacto, comenta que esto último es importante porque en la medida que más personas sepan de sostenibilidad, es probable que las empresas tengan más éxito en su camino de Triple Impacto.

Lo anterior, es una tarea difícil y tiene ciertas complejidades. El consejo es que tiene que ser coherente y con una estrategia a largo plazo. Y es allí, donde es bueno apoyarse  por expertos en donde RR.HH esté 100% involucrado en este nuevo aprendizaje que luego deberán integrar y transmitir.

Con ello, ya pueden de lleno comenzar a implementar el aprendizaje aprendido en, por ejemplo, talleres gestionando de manera mucho más exitosa todo lo que tiene que ver con la atracción y retención del talento, organización, desarrollo, liderazgo y la experiencia de los empleados, desde la visión de sostenibilidad. 

Es decir, Recursos Humanos tiene en sus manos el crear las bases culturales para que exista un receptáculo para que todo lo que hace la empresa en sostenibilidad, tenga bases y pilares firmes.

No cabe duda que todo lo anterior es un gran desafío para esta área, porque pasar de la adhesión a la implementación, y luego el impacto positivo de ello, no es tarea fácil. Lo importante y enriquecedor es que RR.HH dispone de un lugar privilegiado para liderar la integración de la sostenibilidad dentro de la organización y generar impactos positivos tanto dentro como fuera de la empresa.

Topics:   Innovación Social