Huella de Carbono Corporativa

  |  
7 Min Read

Teletrabajo y emisiones de Huella de Carbono: Nuevas consideraciones al momento de medir

El teletrabajo ha significado efectos positivos y negativos para los trabajadores, trabajadoras y también, para el medio ambiente. La disminución del uso de vehículos para ir al trabajo ha  favorecido la reducción en las emisiones de CO2, pero ejercer las jornadas laborales desde casa y el uso de dispositivos electrónicos son emisiones que se deben considerar.

Si bien, en la actualidad las oficinas cuentan con visitas de trabajadoras y trabajadores, hay  empresas que permiten ejercer jornadas laborales desde el hogar. Esto, en parte porque se han dado cuenta que existen puestos laborales que pueden seguir realizándose sin inconvenientes desde la modalidad de teletrabajo y porque además, las precauciones de contagios aún significan implementar modalidades mixtas que ayuden con el cumplimiento de los aforos establecidos por las autoridades.

Hace aproximadamente poco más de dos años que un gran flujo de personas no van a sus lugares de trabajo, significando una notable disminución de vehículos particulares en las calles. ¿Cómo ha beneficiado esto en la reducción de emisiones de efecto invernadero?

Trabajar desde casa evita un gran número de desplazamientos, descongestiona el tráfico y reduce considerablemente las emisiones en la atmósfera, el ruido de las ciudades y la  contaminación lumínica.

Más importante aún, es que según un estudio de 2021 de la plataforma Más Familia, el teletrabajo podría contribuir a bajar los niveles de carbono anuales en tres millones de toneladas.

Esto significa que los trabajadores y trabajadoras que realizan sus funciones de forma telemática utilizan menos recursos físicos para desempeñar su labor que aquellos que lo realizan en la oficina. El uso del correo electrónico, software y aplicaciones basadas en la nube, reduce en gran medida la generación de residuos asociados al consumo de papel o la necesidad de espacios de almacenamiento.

Consumo energético y nueva forma de medir

El aspecto del consumo energético es un poco más controvertido. El estudio “Office vs home working: how we can save our carbon footprint“ publicado por WSP, afirma que el impacto ambiental del teletrabajo varía en función de la época del año, considerando que los edificios corporativos suelen estar mejor preparados y cuentan con mayor eficiencia energética que nuestros hogares. 

Pero, el teletrabajo ha llegado para quedarse, lo que significa que las empresas que cumplen con el compromiso de medir y reducir sus emisiones GEI, deben considerar el impacto de las operaciones corporativas que se realizan desde el Home Office. Un desafío que obliga a repensar el compromiso ambiental, entender que deben adaptar su medición de Huella de Carbono Corporativa junto al cómo se configurará su nuevo “mapa de emisiones” a partir de la nueva normalidad.

Es necesario estimar las emisiones producidas en modalidad de Home Office para trabajar sobre medidas de gestión acordes. Este ejercicio demanda una importante coordinación del equipo de Sostenibilidad con distintas áreas de la compañía, como Recursos Humanos y Sistemas, llamando a  incorporar encuestas a los colaboradores y colaboradoras acerca de los tipos de energía utilizados en sus espacios de trabajo y los traslados realizados.

A modo de ejemplo, una persona en modalidad presencial de cinco días laborales a la semana,  que debe recorrer 15 km a su lugar de trabajo solo de ida, en un automóvil promedio a gasolina y  con rendimiento mixto, emite por transporte un total de 1.251 kg CO2 eq anuales. 

Esa misma persona en modalidad 100% de teletrabajo, con un horario de 8 horas laborales diarias y cinco días a la semana, solo por consumo de energía eléctrica asociado a su equipo computacional (equipo con potencia promedio de 60 W), emite 48,76  kg CO2 eq anuales. 

Así, implementar una metodología de medición que considere de manera apropiada los consumos energéticos estimados producto del teletrabajo y la “nueva normalidad”, es clave para tomar medidas de mitigación y reducción acordes ajustadas al contexto, tomando acciones para integrar las distintas opciones de Home Office en el avance de políticas de desarrollo sostenible de las empresas.

Referencias y supuestos de mediciones

- Automóvil gasolina tipo Chevrolet Cruze rendimiento promedio de 13,4 [km/L], Consumo Vehicular, http://www.consumovehicular.cl

- Se consideró un mes con cuatro semanas.

- Factor de emisión para combustión de Gasolina en base a IPCC: 2,310 [kgCO2eq/L] para Transporte terrestre: Servicio ligero, modelo desde 1995 en adelante. 

- Potencia en base a computador tipo Notebook HP 340 G340 G2.

- Horas laborales en modalidad 8 horas diarias, por 5 días a la semana.

- Factor de emisión para consumo de energía eléctrica en base a Energía Abierta, Comisión Nacional de Energía: 0,3907 [kgCO2eq/kWh], considera promedio anual 2021.

Topics:   Huella de Carbono Corporativa